Agenda investigación | Investigación | Catalogadores | Becas y ayudas | Asociaciones | Jobs Net | Contacta | Versión en Portugués  
Google
Presentación del proyecto
  Rincón del doctorando
  Diario de una doctoranda   estadounidense
  Carrera investigadora
  Testimonios de   científicos en el   extranjero
  Mujeres científicas
  El rincón español
  El rincón latinoamericano
  Emigración
  Desarrollo profesional
  La ética en la ciencia
   · Biotecnología
   · Ciencia      medioambiental
   · Consultoría      empresarial
   · Cooperación      humanitaria
   · Derecho de patentes
   · Edición científica
   · Informática
   · Medicina alternativa
   · Nanotecnología
   · Traducción e      interpretación científica
   · Otras salidas

 

 

Cómo exponer sus puntos débiles en las entrevistas

DAVE JENSEN

13/11/98


Jefe de recursos humanos: Susana, veo que todos sus puntos fuertes están muy bien descritos en su CV. Ahora me pregunto, ¿cuál diría que es su principal punto débil?

El solicitante de empleo: "Mmm, déjeme pensar un segundo... Creo que uno de mis puntos débiles es que trabajo en exceso. Paso demasiado tiempo en el laboratorio y necesito establecer un mayor equilibrio entre esta faceta de mi vida y otras que también considero importantes".

Jefe de Recursos Humanos: "Sí, somos muchos los que tenemos ese problema". (Lectura entre líneas: "Debería caer ahora mismo un relámpago y darle de pleno a este candidato por ser la millonésima persona que me dice exactamente lo mismo").

Respuestas enlatadas

Es un fenómeno realmente frecuente en las salas de entrevista. Hay muchas personas que memorizan, literalmente, sus respuestas y terminan centrando sus contestaciones en aquello que creen que el entrevistador quiere oír.

¿Ha visto alguna vez libros con títulos tipo Las mil mejores respuestas para las preguntas que le pueden hacer en una entrevista? Si su respuesta es afirmativa, sabrá que abundan las maneras de prepararse para prácticamente todas las interrogaciones que le pueden lanzar en el contexto de una entrevista de empleo. Incluso determinados artículos de Next Wave podrían ser malinterpretados como "provisiones de respuestas" para hipotéticas preguntas. Aunque es esencial estar preparado, en mi opinión, este tipo de sobre-preparación resulta demasiado obvia y es percibida con excesiva facilidad por parte del entrevistador. ¡Así que no caiga en la trampa!

Un enfoque preferible es utilizar libros y artículos como éste como orientación y fuente de información acerca de cómo podría transcurrir el proceso de entrevista. Conforme empiece a someterse a entrevistas, y a vivir la experiencia en sus propias carnes, podrá adaptar su perspectiva del funcionamiento del proceso. Siempre tenga en cuenta la siguiente máxima fundamental: los entrevistadores tienen que ver su "yo" real. No quieren ver una maquina entrevistadora andante y parlante.

El primer paso es conocer y comprender sus puntos fuertes y débiles

Puede parecerle simplista. Después de todo, si ya ha entrado en el mercado laboral, está claro que ya habrá escrito un CV que muestre sus talentos. Y nadie quiere, realmente, ni pensar en los aspectos en los que cojea. No obstante, las cosas no son tan sencillas como parecen: el análisis de puntos fuertes y débiles es algo que la mayoría de la gente se salta.

Las grandes corporaciones se someten, anualmente, a un análisis FDOA (fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas), práctica que también considero altamente recomendable para los empleados, a título individual. Un buen análisis FDOA requiere un mínimo de una-dos horas y un lugar tranquilo en el que poder pensar. Es preferible usar papel y lápiz y evitar las restricciones del ordenador. (Las palabras registradas en la pantalla no fomentan la creatividad del mismo modo que la posibilidad de garabatear en el cuaderno. ¡Mantenga ambos lados del cerebro estimulados!).

Le propongo las siguientes preguntas para ayudarle a redactar su análisis FDOA:

Fortalezas: Sus fortalezas son algo más que un listado de técnicas de laboratorio. Como lo que escriba no va a ser publicado, puede permitirse escribir todo aquello que considere que le define, a usted, como especial. ¿Qué fue lo que le impulsó a estudiar una carrera científica? ¿Qué factores le motivaron e influyeron? ¿A qué atribuye su éxito? No olvide todas sus virtudes personales: constancia, habilidades creativas, etc.

Debilidades: ésta es el área en la que necesitará cavar más hondo. Comience con sus habilidades técnicas (como probablemente hizo con sus fortalezas) y haga un listado de aquellas áreas que podrían ser percibidas como dificultades u obstáculos. Piense en los objetivos que ha desarrollado con vistas a su inminente giro profesional: ¿le falta alguna herramienta en su "kit de búsqueda de empleo"? En el plano personal, ¿qué puntos débiles ve en su vida que podrían tener un impacto en su carrera profesional? ¿Se permite ser llevado por sus emociones cuando está en el trabajo? ¿Existe algún "asunto candente" que esté obstaculizando su progresión profesional?

Oportunidades y amenazas: éstas son las dos caras del mismo asunto: su futuro. Por una parte, es una realidad que se están desarrollando enormes oportunidades en el campo de la ciencia y los negocios. ¿Qué suponen éstas para usted? Haga un listado de todas las oportunidades que podría tener, y no se limite a las carreras profesionales "normales" para un científico. ¿Se están creando nuevas posibilidades para usted dada la actual revolución en el área biológica, farmacéutica o informática?

En la otra cara de la moneda, ¿existen posibles amenazas a su futura elección de carrera profesional debido a algún incidente / desarrollo potencial? ¿Está sobre-poblado el mercado laboral en su campo?

En la entrevista: utilice lo que haya aprendido

Hemos publicado artículos en Next Wave sobre el proceso de la entrevista y sobre la importancia que tiene presentarse de forma enérgica y positiva. Esto implica ciertas habilidades de auto-promoción, área en la que no todo el mundo se siente cómodo. No obstante, dado que se trata de algo crucial cara el éxito de su entrevista, creo que todo candidato debe acudir al campo de batalla armado con todos los puntos fuertes que haya purgado mediante su análisis FDAO, y preparado para usarlos a conciencia. Por supuesto, hay formas y formas de hacer esto.

A la hora de hablar sobre sus fortalezas, recuerde únicamente dos cosas: 1) sea conciso, 2) enmarque dichas fortalezas en su descripción de un logro concreto. Cuando se refiera a dicho logro, utilice los siguientes tres elementos, sin condimento: el Reto, el Enfoque y los Resultados. En otras palabras, describa el problema al que tuvo que enfrentarse, su manera de enfocarlo y los frutos obtenidos. No puedo dejar de insistir en la importancia de la brevedad en sus explicaciones (si le pidiesen más detalles, siempre podría hacerlo, más adelante).

La exposición de sus debilidades ya es una historia totalmente diferente. A juzgar por los comentarios y preguntas que me hacen en los seminarios que organizo sobre técnicas de búsqueda de empleo, ésta es una de las partes del proceso de la entrevista que más temor produce a los científicos.

Retomando el ejemplo con el que comencé este artículo, en el que un jefe de personal obtiene una "respuesta enlatada" por parte del candidato al que está entrevistando, les pregunto lo siguiente: ¿qué creen que pretendía el entrevistador con su pregunta acerca de los puntos débiles? ¿Espera realmente una precisa exposición de las debilidades del individuo que tiene enfrente? Mi experiencia me ha enseñado que el que muestra una parte de su "yo real", además de poder causar una impresión positiva, puede ganar muchos puntos en un área concreta que, a la larga, le ayuden enormemente a conseguir el empleo deseado.

A continuación, les expongo mis recomendaciones para responder preguntas sobre debilidades:

1. Antes de nada, conozca sus debilidades reales mediante el auto-análisis (como el FDOA, mencionado anteriormente). Pero vaya más allá: tenga un "plan de ataque" para cada debilidad; sepa demostrar no sólo que conoce cada uno de sus puntos débiles sino que tiene un tratamiento individualizado para cada uno de ellos.

2. Siempre piense en la relevancia que puede tener cada debilidad con respecto al trabajo en concreto para el que se esté entrevistando. Nunca exponga gratuitamente una debilidad que pueda hacer añicos sus posibilidades de hacerse con el puesto en cuestión. Utilice debilidades que, con toda probabilidad, el entrevistador ya haya asumido. De ese modo, darán poco que hablar.

3. Las debilidades de tipo técnico y/o de formación se suelen considerar "reparables". Sea mucho más cuidadoso cuando describa sus puntos débiles personales, ya que el entrevistador puede considerarlos asuntos con los que la empresa no le puede ayudar.

4. No entre en detalles ni en el monólogo extenso a la hora de hablar de un punto débil. Punto. Los entrevistadores aprecian la comunicación abierta, y se sienten tan incómodos como usted a la hora de hacer estas preguntas. (Bueno, quizás no tan incómodos). Recuerde, cuando exponga una debilidad, sólo le interesa revelar "la punta del iceberg".

Para terminar

Todos tenemos nuestra mezcla única de fortalezas y debilidades. Aunque no conseguirá evadirse de la pregunta de los puntos débiles en la entrevista, todos los candidatos triunfadores parecen ser capaces de cambiar rápidamente de tercio y de pasar a otros temas de conversación más positivos. No se consuma por sus debilidades. Sepa qué es lo que hace bien y en qué tiene que mejorar y elabore su plan profesional en base a ambos.

--------------------------------

Los documentos en este portal son considerados valiosos por muchos de nuestros usuarios, por lo que hemos decidido mantenerlos como información histórica

Copyright © 2003 Portal Universia S.A. Todos los derechos reservados
(Avda. de Cantabria s/n - Edif. Arrecife, planta 00.28660 Boadilla del Monte) - Madrid. España.
Contacta con nosotros: Usuarios | Empresas-Instituciones-Medios comunicación
Código Ético | Aviso Legal | Política de confidencialidad | Quiénes somos: Sala de Prensa